Publicado el Deja un comentario

Otitis: Un mal común para varias razas caninas

Post para Blog Toppet 12
Post para Blog Toppet 12

Otitis: Un mal común para varias razas caninas

Escrito por Dra. Jesmir Varona Socias

Doctora en Medicina Veterinaria y Periodista

Otitis: Un mal común para varias razas caninas

Ruchy siempre tenía alguna molestia en los oídos, al inicio pensaba que era por una gota de agua que le había caído durante el baño, luego como una secuela del Moquillo Canino, que padeció cuando cachorra, y finalmente supe que varias razas de perros padecen esa inflamación por la forma de sus orejas.

Recordando todo lo que sufrí junto a mi perrita Poodle, hace algunos años, los invito a conocer sobre las Otitis, cómo tratarlas y qué hacer para evitarlas: ¿Me acompañas hasta el final del artículo?

Qué es la Otitis

Se denomina otitis a la inflamación del oído, y puede ser de dos tipos:

1.- Otitis externa: es la más común y afecta a la parte del conducto auditivo que va desde el tímpano hacia el exterior.

2.- Otitis media o interna: se da cuando la inflamación afecta a la parte del oído interno, al tímpano y a otras estructuras.

La Otitis externa es la más común y menos grave, pero si no se trata a tiempo y la infección pasa a través del tímpano, puede evolucionar en una otitis media o interna, comprometiendo otras partes y hasta el equilibrio.

Causas de la otitis canina

El canal del oído en los perros es vertical, a diferencia de lo que ocurre en el oído humano, que es horizontal. Esta característica facilita que los desechos y la humedad sean retenidos en el canal auditivo y favorece el desarrollo de la enfermedad.

La otitis en perros suele tener una causa primaria, varias causas que la hacen resistentes y factores predisponentes. El veterinario debe analizarlos todos para poder curar la otitis ya que, si sólo se atacan las causas perpetuates, será imposible acabar definitivamente con la enfermedad.

Causas primarias de la Otitis

Se llama causas primarias a aquellas que, por sí solas pueden provocar la enfermedad. Las más comunes son:

  • Alergias: las alergias alimentarias y la dermatitis atópica pueden provocar otitis.
  • Parásitos, fundamentalmente ácaros y garrapatas
  • Cuerpos extraños que se introducen en el oído de forma casual: una espiga atorada en el oído del perro, por ejemplo, puede provocar otitis.
  • Otras causas menos frecuentes pueden ser los tumores en el oído.

Causas de Otitis resistente

Está dada por aquellos factores que agravan la enfermedad o que impiden su curación definitiva. Las principales causas perpetuantes son los hongos y las bacterias, que pueden acumularse en el conducto auditivo y aprovechan la debilidad del oído alterado y el medio húmedo por las secreciones, para colonizarlo y resistir en él.

Factores predisponentes

Se trata de todas aquellas condiciones que facilitan que la enfermedad se desarrolle.

  • Orejas caídas y pelo largo: no dejan que el conducto auditivo se airee y hacen que se cree un microclima óptimo para hongos y bacterias.
  • Conductos auditivos estrechos.
  • Exceso de humedad en el conducto auditivo: en perros que se bañan frecuentemente puede darse un nivel de humedad excesivo dentro del oído, ideal para que proliferen los hongos y las bacterias.
  • Temperatura ambiental elevada.
  • Obstrucción del conducto auditivo por la existencia de tumores o pólipos.
  • Enfermedades sistémicas que afectan a la salud general del animal.

Razas más comunes a enfermar

Como ya les dije al principio, algunas razas caninas por la forma de las orejas son más propensos a padecer afectaciones auditivas. Las orejas caídas dificultan la ventilación del conducto auditivo y ello favorece la acumulación de suciedad, de ácaros, bacterias y la formación de hongos. En este grupo se encuentra el Poodle, el Coker Spaniel, el Bigel y cualquier mestizo con esas características.

Por otra parte, los perros con conductos auditivos estrechos como el Shar Pei, también padecen con frecuencia trastornos en el oído. Y los perros que están en continuo contacto con el agua, bien sea porque viven en un entorno propicio para ello, o porque realizan trabajos acuáticos: salvamento o cacería en ríos y mar.

¿Cuáles son los síntomas de la otitis en perros?

La otitis externa es la más común y sus síntomas suelen ser bien aparentes, por ejemplo:

  • Signos de dolor en la zona de las orejas, si lo palpamos puede manifestar irritabilidad e incluso agresividad.
  • El perro ladea la cabeza con frecuencia.
  • Secreciones abundantes del oído, con apariencia oscura y de olor fuerte.
  • Pus en el conducto auditivo.
  • Enrojecimiento de las orejas por la cara interna.
  • Costras en el oído externo.
  • Sacudidas constantes.
  • Rascado intensivo y persistente: incluso puede lastimarse si no lo detenemos.
  • Pérdida de pelo alrededor de la oreja.
  • Malestar generalizado donde puede aparecer fiebre.

En el caso de la otitis canina media e interna, pueden darse síntomas más allá de los descritos, ya que la infección puede llegar a afectar el sistema vestibular del perro (el que controla el equilibrio) y también el sistema nervioso, ya en esos procesos es mayor la gravedad.

¿Cómo se cura la otitis?

Para tratarla, lo principal es descubrir la causa primaria ya que, si no se diagnostica correctamente, la inflamación no desaparecerá nunca de forma definitiva.

Es necesario tratar en paralelo la causa primaria y la propia otitis. Por ello, siempre insisto en que es necesario que sea un veterinario quien paute el tratamiento personalizado.

De forma sintetizada, podríamos decir que los tratamientos para las principales causas primarias de la otitis en perros son los siguientes:

  • Extracción del cuerpo extraño si lo hubiera.
  • Uso de insecticidas tópicos ( gotas óticas ).
  • Cortico-esteroides tópicos y sistémicos, cuando la causa principal de la otitis externa es una alergia. Además de antibióticos o antifúngicos, según el germen causante de la infección.

Algo más

Lo mejor para prevenir la otitis canina es mantener los oídos del perro siempre limpios y despejados de pelo.

Te aconsejo que ante la aparición de los síntomas Nunca limpies los oídos antes de llevarlo al veterinario: de esa forma impediríamos que el doctor pudiera observar parte de los síntomas con claridad.

Tampoco utilices nunca bastoncillos de algodón para los oídos: pueden hacer que el cerumen se acumule al fondo del canal e, incluso, pueden llegar a dañar el tímpano del perro. Además no debes limpiar el canal auditivo con productos que no hayan sido prescritos por el veterinario.

Último consejo

Como decía un otorrino cuando yo era pequeña y que aplica para los animales también; Los oídos solo se tocan con los codos. ¿Puedes hacerlo, no, verdad? entonces así será para tu perro.

Si tienes un amigo orejudo en casa, vigila muy bien su conducta, trata de secar siempre los oídos muy bien después del baño y de recortar el pelo de la parte interna de las orejas con frecuencia, recuerda que a tiempo la otitis tiene remedio, cuanto más rápido se trate, mayores serán las posibilidades de curarlos sin problemas ni complicaciones adicionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.