Publicado el Deja un comentario

Sexto sentido o percepción extrasensorial en los animales

Post para Blog Toppet
Post para Blog Toppet

Sexto sentido o percepción extrasensorial en los animales

Escrito por Dra. Jesmir Varona Socias

Doctora en Medicina Veterinaria y Periodista

Sexto sentido o percepción extrasensorial en los animales.

Tras el paso del huracán Denis en el año 2005 escuché decir a muchas personas que sus mascotas se comportaron muy extrañas e inquietas la noche en que pasaron más cerca las bandas de alimentación del sistema meteorológico, los vientos y las lluvias, eso me llevó a la interrogante:

¿Pueden los animales presentir el peligro?

Puedo decirles que sí, ese extraño comportamiento que presentan nuestras mascotas ante la enfermedad de su dueño o ante la proximidad de un evento climatológico, como pueden ser los fuertes vientos, tormentas e incluso terremotos; es a lo que llamamos Sexto Sentido y responde a la “percepción extrasensorial”.

Su presencia se debe al desarrollo de algunos órganos de los sentidos en los animales, muy superior al compararlos con los del hombre, lo que nos ayuda a explicar mejor su actuación.

¿Cómo saben que algo va a suceder?

Vale aclarar que los órganos de los sentidos son cinco tanto para los humanos como para los animales: el oído, el olfato, el gusto, el tacto y la vista. En algunas especies hay un mayor desarrollo en unos que en otros; por ejemplo: el perro tiene un olfato muy poderoso y sus oídos muy afinados.

Cuentan con un rango de sonido audible mayor que el humano, por lo que pueden captar vibraciones y sonidos de la naturaleza que aún están lejos de nuestra audición, por esto la noche del ciclón muchos perros estaban tan inquietos y aullaban sin parar.

Los gatos

Con los felinos ocurre similar; como buenos cazadores tienen excelente olfato y un oído muy agudo; capaz de percibir sonidos imperceptibles al oído humano. Su olfato es incluso sensible a los fenómenos eléctricos, de modo que nos sorprende al presentir que va a llover y buscan refugio, cuando aún no se vislumbra en el horizonte ni una nube.

Otras especies con sexto sentido

Estudios en diferentes especies revelan que muchos animales de vida silvestre cuentan con el llamado Sexto Sentido, tal es el caso de los delfines y algunos peces, que por contar con una visión tridimensional pueden ver objetos y formaciones en la atmósfera que no ve el ojo humano; es por esto que ante la proximidad de lluvias saltan inquietos en el agua.

Los animales que viven en mayor contacto con la tierra también tienen su percepción extrasensorial, por ejemplo, Los topos salen de sus madrigueras al presentir un sismo o un temblor de tierra. Mientras que los osos cuando se avecina una tormenta, salen de su hibernación para buscar lugares más seguros.

Curioseando

Guardo hace tiempo una anécdota sorprendente relacionada con los elefantes y su Sexto Sentido, que se publicó hace algún tiempo en varios sitios de internet a propósito del Tsunami que tuvo lugar en Japón a inicios de este siglo.

Según la historia, gracias al Sexto Sentido de 8 elefantes en Tailandia, 12 turistas pudieron salvar sus vidas durante aquel terrible acontecimiento meteorológico en el mar. Los visitantes estaban paseando sobre el lomo de los paquidermos; de repente los animales comenzaron a sollozar fuertemente hasta romper sus cadenas y partieron junto a los hombres a refugiarse en una colina cercana, minutos después comenzaron las altas marejadas que cobraron cientos de vidas. Estos 12 turistas y sus salvadores elefantes sobrevivieron al oleaje por estar a buen resguardo en una montaña.

De mis apuntes

Pienso que los animales disponen de ciertos mecanismos biológicos que les permiten obtener determinada información, anticipándose a la ocurrencia de un desastre natural, lo que demuestran con estos cambios de comportamiento. El estudio de estos mecanismos tal vez pueda mostrarnos el camino para crear instrumentos que detecten a tiempo un temblor de tierra y se salvarían cientos de vidas humanas.

Existen comportamientos de los animales que aún no son del todo explicables por la ciencia como son la tristeza de los perros por su amo enfermo o con algún problema, pero aún en investigación; nosotros, los que amamos nuestras mascotas disfrutamos muchísimos de ese Sexto Sentido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.